Encabezado
   
Reproducciones Arqueológicas

La reproducción Arqueológica busca entender mejor los procesos culturales (y tecnológicos) mediante la reproducción controlada de artefactos y de rasgos. Las obras se conducen con materiales y técnicas (que se asemejen o infieran similares a las) antiguas para descubrir cómo y porqué las cosas se pudieron haber hecho en el pasado.

Es natural preguntarse "¿cómo hicieron esto?" cuando uno examina artefactos del pasado, sea una pirámide o una punta del proyectil. En algunos casos, la analogía etnográfica puede proporcionar un punto de partida para la investigación; en otros casos, hay poco información disponible para formar una hipótesis.

Una forma para acercarse al problema es a través de la experimentación, trabajando con el material hasta obtener el mismo resultado o forma de artefacto o rasgo.

Prehistoria
casas
El Neolítico supone la aparición de poblados que, a veces, reunieron a más de un millar de habitantes y, sobre todo, la aparición de casas, es decir de construcciones sólidas en las que se diferencian los muros de la techumbre.
Los tipos de viviendas, así como los materiales empleados variaron mucho según las zonas, pero en todos los casos, los restos hallados demuestran la existencia de edificaciones estables, fruto de la nueva vida sedentaria. En donde el clima no era muy lluvioso fue frecuente la techumbre plana de azotea, pero en el área europea predominaron los tejados a dos aguas de materia vegetal. Las plantas más frecuentes fueron las cuadradas y las rectangulares, aunque no desaparecen las circulares, heredadas de las antiguas chozas.

Flechas
Una punta lítica es un instrumento tallado en piedra(casi siempre sobre lasca u hoja)con forma alargada, con un ápice terminal muy agudo más o menos paralelo a su eje de simetría. La forma de obtener una punta lítica es extremadamente variada, así como su función, aunque ésta última es, en casi todos los casos, la de servir como extremidad de una lanza, jabalina, flecha u otra arma de caza o combate (aunque hay varios casos en los que se ha podido determinar que las denominadas puntas eran, realmente, cuchillos). Desde el punto de vista técnico son innumerables las formas de obtener el extremo aguzado, pero las más básicas son:
Punta obtenida directamente del soporte con la forma triangular ya definida, sin necesidad de retoques; para lo cual se requiere una preparación previa del núcleo que permita predeterminar la morfología del producto gracias a un nervio central que conduce la fractura.
Leer más.
Grabados
En el arte paleolítico bidimensional (pinturas y grabados) clasificamos dos grandes grupos temáticos: la inmensa mayoría de los ideomorfos y los zoomorfos. Los ideomorfos son representados sobre todo mediante líneas y puntos. Las líneas pueden ser desde simples trazos aislados hasta conjuntos complejos o geométricos. La forma puede ser recta u ondulada. También los puntos pueden formar grandes agrupaciones. El grupo de los zoomorfos representa básicamente grandes mamíferos como caballos salvajes, ciervos, uros, bisontes, íbices y con menor frecuencia pisciformes. Muchas de las especies del bestiario artístico ya están extintas.

Homos
La contribución más revolucionaria del hombre neolítico al progreso humano fue la invención de la agricultura, pues simultáneamente aprendió a domesticar animales y a cultivar mieses. Ambos procesos son especialmente similares, ya que, en vez de salir a la búsqueda del animal salvaje o del fruto, el hombre puso a los dos bajo su protección, cuidó de su nutrición y su reproducción periódica y, de este modo, aseguró sus propias reservas alimenticias.

Huesos

Durante el periodo Paleolítico, el hombre tuvo la necesidad de crear algunas herramientas elaboradas con materiales poco finos, como la piedra, el marfil o las osamentas de algunos animales. A partir de las piedras las herramientas fueron elaboradas mediante el roce de éstas con otros objetos, consiguiendo toda clase de utensilios destinados a facilitarles sus tareas. A fin de que la caza fuera indispensable para la subsistencia de la horda, se elaboraron varios tipos de armas, como hachas, lanzas y arpones. También se tiene conocimiento de que fabricaron algunas trampas para evitar el gran peligro que representaba la lucha cuerpo a cuerpo con animales grandes.
Leer más

Hutensilios

Los estudiosos de la prehistoria creen que los primeros utensilios fabricados por el ser humano fueron trozos de madera, hueso o piedra, toscamente afilados o acomodados a la mano, rompiéndolos o astillándolos. Los instrumentos fabricados en madera han desaparecido, por eso los arquéologos se valen de los útiles de piedra para establecer el desarrollo cultural de los hombres del Paleolítico.
Leer más

Historia Antigua
Celtas
Celtas

Los celtas suscitan cada vez mayor interés, en especial los que habitaron el territorio de la Península en la Antigüedad. Procedentes de las estepas asiáticas, pusieron hace 5.000 años uno de los puntales de la identidad peninsular con que se encontraron griegos y romanos a su llegada a Iberia. Pero es el misterio de su origen y su marcada personalidad, reflejada en tradiciones de folclore y en leyendas medievales, lo que suscita mayor atracción.

Etruscos
Etruscos

Los etruscos fueron una enigmática civilización que se desarrolló entre los siglos IX y I adC, cuyo núcleo histórico actualmente conocido fue la Toscana a la cual dieron su nombre[1]. Desde la Toscana se extendieron por el sur hacia el Lacio y la parte septentrional de la Campania en donde chocaron con las colonias griegas; hacia el norte de la península itálica ocuparon la zona alrededor del valle del río Po, en la actual región de Lombardía.
Leer más

 

Griegos
Griegos

El período helenístico duró desde 323 a. C., cuando terminaron las guerras de Alejandro Magno, hasta la anexión de Grecia por la república romana en 146 a. C. Aunque el establecimiento del reinado romano no rompió la prolongada continuidad en la sociedad y la cultura helenísticas –que se mantendrían en la misma forma básica hasta la llegada del cristianismo– sí señaló el final de la independencia política griega.

 

Romanos
Romanos

Según la tradición romana, la ciudad de Roma fue fundada en el año 753 a.C. por los gemelos Rómulo y Remo a las orillas del Tíber, esta pequeña ciudad floreció y se desarrolló hasta llegar a ser considerada durante la época previa a la República, superior a sus vecinos, haciéndose cada vez más fuerte a medida que se apoderaba de mas territorios. Ya en la República, alrededor del año 270 a.C. Roma dominaba toda la península Itálica y seguía su expansión. Este imperio que a partir del s. I a.C. sería gobernado por emperadores, creció y absorbió ciudades y territorios que hoy en día comprenden mas de 40 países con 5.000 Km., de un extremo a otro.

 

Visigodos
Visigodos

En el siglo VI los visigodos se establecieron en la Península Ibérica, tras la derrota del rey Alarico frente a Clodoveo, en la Galia. Inicialmente instalados en este territorio, la llegada de los francos obligó a su desplazamiento al sur de los Pirineos. Fue el inicio de un período aproximado de dos siglos en el que la población visigoda (de origen germánico) se integró con la autóctona, hispano-romana, adaptando sus leyes y costumbres al derecho que ellos mismos aportaban. Establecieron su capital en Toledo, ciudad desde la que controlaron la administración del reino.