Encabezado
   
Trabajos para Museos
Restauración piezas de arte y utensilios

La restauración piezas de arte y utensilios es un trabajo que requiere artistas y profesionales altamente capacitados.

Cesare Brandi considera que conservar la materia es un "imperativo moral" pues es un deber garantizar que en el futuro siga existiendo la posibilidad de gozar de aquel reconocimiento del que él hablaba al principio. La restauración se debe limitar a hacer que esta consistencia física permanezca lo más intacta posible a lo largo del tiempo. Sin embargo hay que tener en cuenta que la materia y la imagen no están separadas, sino que coexisten en la obra; aun así una parte de estos medios físicos no están tan íntimamente relacionados con la transmisión de la imagen, y servirán de soporte a los que si la están, aunque todos sean necesarios para la subsistencia de la imagen, pero si, por alguna razón, hay que sacrificar parte de la materia, habrá que hacerlo según la instancia estética, ya que es la que hace singular a la obra de arte, es decir, es legítimo sacrificar parte del soporte si así sale beneficiada la imagen.

También es importante tener en cuenta la instancia histórica, en su doble vertiente: el momento en que la obra de arte fue creada y el tiempo y lugar en que se encuentra ahora, pasando por numerosos presentes históricos intermedios, que seguramente habrán dejado alguna huella en la obra.

El único momento legítimo para intervenir es el presente, en el que el observador ve la obra, es la “Restauración Arqueológica”, legítima por ser respetuosa con la obra, pero que no es perfecta porque no reconstruye su unidad potencial (sería una primera operación), lo que sí hace es una reintegración legitima. Una restauración nunca puede ser secreta, sino que he de estar delimitada por ser un hecho histórico, diferenciando las zonas reintegradas, respetando la pátina "sedimentación del tiempo”, conservando testigos que representen el transcurrir del tiempo...

 

Trabajos para museos
Celtas

El patrimonio artístico, paleontológico y arqueológico de la península ibérica, es el legado histórico que nos recuerda el origen de nuestra cultura. Imprescindible para conocer nuestras raíces y dar sentido a los acontecimientos de la actualidad.

La península está sembrada de los recuerdos que las civilizaciones dejaron a su paso, y es nuestro deber proteger e interpretar con detalle este vasto mosaico para comprender y mostrar a generaciones venideras este inmenso tesoro.